blog details thumb

¿Qué ocurre si un amigo tiene la culpa en un accidente con mi coche?

Imagina un escenario hipotético: estás en una fiesta y uno de tus amigos te pide las llaves de tu carro para ir a hacer un favor. Te promete que no irá muy lejos y solo le tomará unos minutos. Después de hacerle jurar que cuidará tu auto como si fuera suyo, le entregas las llaves. Pasan los minutos y tu amigo no regresa. Finalmente, recibes una llamada a tu celular: es tu amigo avisándote que tuvo un accidente con tu auto. Lo peor de todo es que él provocó el incidente. ¿Qué es lo que ocurre con los seguros en estos casos? ¿La cobertura del seguro incluye estos accidentes? ¿Quién tiene que pagar? 

Aunque cada vez más gente adquiere seguros para autos, el porcentaje sigue siendo muy bajo. Según las cifras de la AMIS en México solo 3 de cada 10 automóviles están asegurados. Esto significa que existe un riesgo muy alto de verse involucrado en un accidente vehicular con un auto que no cuenta con ningún tipo de respaldo.  

Si tú eres uno de esos conductores responsables y has asegurado tu auto, te conviene saber qué situaciones no cubre la póliza del seguro (sobre todo, cuando está involucrada una persona que no es dueña del auto).  

   1. El conductor es menor de edad y no tiene permiso de conducir vigente.

Cuando el conductor tiene menos de 18 años y aún no obtiene su licencia, la póliza del seguro puede invalidarse. Si se trata de tu hermano o hijo, lo mejor que puedes hacer es notificar a tu aseguradora de que tu familiar será un conductor habitual para incluirlo en la póliza. Compara las opciones de seguro ya que algunas compañías cubren la responsabilidad civil de un menor en caso de tener un accidente.  

 

   2. El conductor se encuentra en estado de ebriedad o bajo la influencia de algún tipo de droga.

No importa quién vaya manejando. Muchas compañías anulan su cobertura en el momento en el que el conductor no está sobrio.  

 

   3. El conductor no cuenta con el consentimiento del asegurado.

Muchas pólizas operan únicamente cuando el auto es usado por el asegurado o conductor habitual, o por alguien que cuente con su consentimiento expreso o tácito.  

 

Cuéntanos, ¿tú eres el amigo que presta su coche o el que siempre anda pidiendo las llaves de otros? Si aún no tienes auto, pero tienes la costumbre de manejar coches ajenos, recuerda que existen pólizas especiales que aseguran el carro que manejes (aunque no esté asegurado).

Ingresa a nuestra plataforma y consulta todas las opciones que ofrecemos de seguros para autos.  

 

Cotiza, Compara y Contrata con ODESSA Seguros. 

Autor

author image
ODESSA Seguros

ODESSA SEGUROS fue creada para llevar a nuestros clientes las mejores soluciones de seguros que les permitan gestionar proactivamente sus riesgos. Contamos con la experiencia de nuestro equipo de profesionales, y con las ventajas tecnológicas de nuestra plataforma electrónica.

Compartir:

Comentarios

No hay comentarios aún

Dejar un comentario

e l